Academy Dark Forest
Conectarse

Recuperar mi contraseña

Últimos temas
» Yeoboseyo. (Hola)
Sáb Mar 17, 2012 11:17 pm por ChaeRin

» Brand New Day {Afiliación Élite}
Jue Ene 26, 2012 10:05 pm por Invitado

» Only Be Pretending! [ Élite- Recién Abierto- Se necesitan profesores, Finn Hudson, Sam Evans y Sebastian Smythe!]
Mar Ene 24, 2012 11:26 am por Invitado

» City Hunters; El fin del mundo {Élite}
Mar Ene 17, 2012 1:14 pm por Invitado

» The Vampire Diaries: The Origin {The Vampire Diaries RPG} ¡FORO RECIEN ABIERTO! -Normal-
Lun Ene 16, 2012 11:23 am por Invitado

» Registro de Nombre
Sáb Ene 14, 2012 3:08 pm por Charlotte D. Dkrest.

» Guardianes del Tiempo {Afiliación Hermana; Aviso}
Lun Ene 09, 2012 10:01 pm por Invitado

» Personajes Pre-Establecidos.
Miér Ene 04, 2012 5:53 pm por Kimberly Hewer

» ¡Peskipiski Pesternomi! {+18} { Harry Potter, New Generation RPG } { ¡FORO NUEVO! } { Normal }
Mar Ene 03, 2012 3:50 pm por Invitado


When the worlds collide #Iris

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

When the worlds collide #Iris

Mensaje por Rhoswen K. Gallagher el Vie Oct 14, 2011 7:39 pm

Y somos como dos mundos,
chocándonos entre nosotros;
perfectos, gemelos,
somos dos mundos cuando chocan.

Me habían confundido con alguien más.
Eso me quedó claro en el momento en que aquel chico de cabellos rubios había tomado mi mano y jalado hasta las profundidades del bosque, sumergiéndonos en aquel extraño lugar hasta que el otro campus —Qiell, que se nos tenía prohibido a nosotros los del Tokë—, apareció cual enorme edificación frente a nosotros.

Hey, chico, no soy de aquí. —Le dije instantáneamente en el momento en que abrió una puerta y me hizo atravesarla. Parecía simplemente que ignorarme era una buena salida a todo esto. No me estaba ayudando demasiado a amortiguar la sensación dolorosa en mis sienes, ni siquiera sabía el por qué tenía que estar aquí. No era de ese campus y tendría serios problemas sí permanecía un minuto más en aquel fúnebre lugar. Marcharme sería la mejor opción.

Masajeé mis sienes, aliviando la presión que se había acumulado en ellas durante la actividad física de aquella mañana. Era consciente de que no era la mejor físicamente hablando aunque me gustase un montón de deportes. Quizá, me convendría mejor saltarme esas clases para evitar aquel dolor de cabeza que ahora me partía el cráneo en dos.

Después de aquella terrible experiencia con la cuerda, mis piernas habían quedado con una pulsación angustiosa y mis músculos sólo sabían contraerse de forma dolorosa contra mi piel. Un paso, luego otro, me dije en mi fuero interno, apretando los dientes mientras mis pies intentaban llevarme hasta la puerta.

Si alguien me hubiese dicho mucho antes de intentarlo que sería un completo fracaso, me habría rendido. Pero la terquedad era mi más grande defecto y a pesar del dolor, seguí caminando sin importar que mi cuerpo gritara por un descanso. Horribles y desafiantes calambres. El primero me pilló por sorpresa, el segundo me dejó totalmente paralizada en medio del salón. Vaya día. Intenté mover las piernas por segunda vez, pero se quedaron inmóviles.

No podía ser peor.

Nunca agradecería tanto a nadie como aquella persona que acababa de salir por una de las puertas. No tenía más planes que quedarme de pie, sobándome mis adoloridos muslos mientras mi desesperación por salir de aquel lugar prohibido me calaba hasta los huesos. Negar que sentía un poco de curiosidad por recorrerlo a mis anchas, sería una gran mentira y nunca había sido partidaria de eso. Pero lo más adecuado era salvar mi pellejo de un posible regaño de parte de la dirección al traspasar los límites del campus Tokë.

Así que aquella desconocida persona sería de gran ayuda. Siempre y cuando no le mencione nada al director.

Después de unos instantes golpeándome suavemente las piernas, me volví hacia la persona que yacía de pie en medio de toda la sala.

Si te encontrarás alguna vez con alguien idéntico a ti, posiblemente pensarías que tu padre te ocultó durante mucho tiempo la existencia de tu hermana gemela. Sí, ese fue el primer pensamiento que rondó mi cabeza una vez mis ojos captaron aquella figura tan familiar y desconocida a la vez. Rhoswen Gallagher tenía una gemela, yo tenía una gemela… Qué no debía existir.

¿Qué rayos sucedía aquí?, aquella pregunta fue el segundo pensamiento que gobernó mi mente y quedé momentáneamente sorprendida. Luego, desorientada. Alguien tenía que explicarme porque esa persona se parecía muchísimo a mí y era algo que no lograba comprender del todo, teniendo en cuenta que nunca había conocido a una hermana gemela y tampoco había escuchado su mención.

¿Quién eres? —La tensión no me permitía ser lo suficientemente cortés.

Lo único que parecía querer —y lo que una parte muy dentro de mí me decía—, era que tenía que correr lejos de esa persona.



avatar
Rhoswen K. Gallagher
Humano Neutro
Humano Neutro

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 13/10/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When the worlds collide #Iris

Mensaje por Iris J. Gallagher el Vie Oct 14, 2011 10:17 pm

Me pase una vez mas la mano por el cabello intentando tranquilizarme, ya llevaba casi una semana sin probar bocado y la sed me estaba quemando la garganta, odiaba la idea de alimentarme de animales ya que la sangre de ellos nunca iba a saber tan bien como la de un humano, pero el director nos había echo un llamado de atención a todos los de la academia y en especial a mi y a mi raza por que el mas que nadie sabia que las desapariciones en el otro campus eran culpa nuestra; ahora había prometido traernos un sustento cada semana de bolsas de sangre, lo que {el no entendía es que una bolsa de sangre no nos satisfacía lo suficiente. Camine de un lado a otro por mi habitación intentando que la desesperación disminuyera pero todo intento era en vano, note como mi reflejo era mas mortecino de lo normal en las esquirlas del espejo que hace unos segundos decoraba mi cuarto y ahora re encontraba hecho añicos en el suelo.

Abrí la puerta de par en par cuando me decidí que ya no podía mas, tenia que beber sangre humana cuanto antes sino iba a terminar haciendo mas daño del que alguien imagina. Baje las escaleras de la academia lo mas rápido que puse sin importarme que las otras razas se encontraran allí, de reojo vi a Zach como me sonreía, ya sabia adonde me dirigía, mas no me detuve a saludarlo, el ardor en la garganta era mas fuerte que todo en este momento. Llegue a la puerta de salida y cuando pise la grada me detuve, el soplar del viento me había calmado un poco.

Anduve un tiempo por el bosque un buen rato intentando identificar un aroma de algún humano reciente mas no fue así, todos era de aproximadamente una 4 horas y eso ya no me servía de nada. Me disponía volver a la academia con la intención de asesina al primero que se me atravesara y así calmar este frenesí, cuando un rastro capto mi atención, era de hace unos minutos y se dirigía a… ¿Por qué un humano se encontraba en la academia?

No me tome la molestia de pensarlo mucho tiempo, si había un humano en la academia mas de un Vampiro ya se debía haber enterado y debía llegar de primera para que nadie mas lo hubiera matado. Aunque no me gustaba mucho eso de ser la líder de mi grupo y aun menos la ultima virgen, en ocasiones tenía sus beneficios, sabia que en el momento en que llegara a la academia y alguien mas había atrapado al humano era deber suyo entregármelo. Eso me encantaba. mas aun así apure el paso, no quería que nadie me estuviera dando explicaciones estúpidas ni nada parecido.

Cuando llegue vi como Zach tenia los ojos abiertos de par en par, había notado el olor, aunque ya era muy tarde, le brinde una mirada y sin decirle nada se calmo, este era mío y no pensaba perderlo así de fácil. Rastree el olor rápidamente y subí en 4 zancadas a la tercera planta.

Me tranquilice en cuanto llegue al origen del olor, relamí mis labios viendo la antigua madera de la puerta que me separaba de mi cena y segundos después de mentalizar el sabor de su sangre entre con cautela al lugar. Su aroma se hizo mas fuerte en la estancia y su vez el ardor en mi garganta, había poca luz mas sin embargo para mi era bastante sencillo divisar la figura de aquel humano. Se encontraba tocándose las piernas como si le dolieran. Me disponía a saltar encima de su cuerpo cuando la vi.

Me quede helada unos segundos intentando reconocer que la persona que se encontraba enfrente de mí era… yo, bueno no yo, alguien igual a mí. Gruñí levemente cuando la escuche y abarque la distancia que nos separaba de un paso. ¿Quién era ella? ¿yo podía tener una hermana gemela? Una sucia humana no podía ser nada mío. Sin titubear la tome por el el cuello yu la levante en el aire estampándola contra la pared.

-¿Quién demonios eres? Y ¿Qué haces aquí? –no sabia si eran las preguntas correctas pero en este momento mi mente no reaccionaba del todo bien.
avatar
Iris J. Gallagher
Vampiros Carnivoros
Vampiros Carnivoros

Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 27/09/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When the worlds collide #Iris

Mensaje por Rhoswen K. Gallagher el Sáb Oct 15, 2011 3:39 pm

Morir siempre había sido una opción que nunca agregué a mi lista en los años pasados en la academia Dark Forest. Ni siquiera se había pasado por mi cabeza cuando mi mundo se hizo pedazo al fallecer mi padre. En cambio, se convirtió en un motivo poderoso para seguir viva. Pero todo era tan frágil como una débil hoja al viento, ya nada parecía ser lo que en verdad conocía.

Todo era, inusitadamente, nuevo.

Si alguien alguna vez me llegase a decir que mi final sería en manos de una chica igual a mí con una súper fuerza descomunal, me habría reído en su cara y le hubiese dicho que se dejase de bromas pesadas que no se le veía bien. Ahora, quién me reía de mi misma era yo. Incrédula como siempre, aún no era capaz de asimilar que había una persona idéntica a mí, sosteniendo mi garganta con una sola mano después de haberme enviado a volar, literalmente. Y que ahora sus ojos me examinaban con fijeza, con una extraña emoción bullendo dentro de ellos que posiblemente, también fuese el reflejo de los míos.

Insólito.

Sus preguntas aún parecían rondar en mi pérdida cabeza. El impacto contra la pared no había hecho nada más que desconcentrarme. Desconectándome del mundo de los vivos y me envío a algún lugar dónde no existía más que estupefacción y un dolor pulsante en la parte baja de mi cabeza. Podía decir que era más fácil estar en ese estado, así sólo podría fingir que me encontraba muy afectada ante el golpe, sólo que aquella parte de mi que es adicta a las batallas, a luchar cuando considera algo injusto, pareció picarse ante el horrible tono que había empleado la mujer.

¡Eso mismo te pregunté yo! —chillé, mis manos aferraron inútilmente la mano con la que ella me sujetaba, pero la fuerza que aplicaba en el agarre superaba con creces la mía. ¿Qué rayos era? — ¿Por qué te pareces a mí? ¿Quién diablos eres? ¡Y deja de apretarme! —Añadí, sofocada, tratando de zafar mi garganta de sus letales manos. Aún no podía reaccionar como quería. La única idea posible que se me pasaba por la cabeza era patearla, hacerle algún daño en específico, ya que no me agradaba en lo más mínimo la forma en que sus ojos me miraban. Como si fuese inferior a ella.

¿Quién demonios se creía?

Volví a forcejear, pataleando con fuerza con intensión de liberarme de aquel tormentoso agarre que comenzaba a asfixiarme. Mi mirada seguramente se había vuelto belicosa y no podía más que demostrar mi disgusto ante aquella presencia indeseable para mí. Claro, esta era la consecuencia de traspasar las reglas. Tonta de mí, parecía que hubiese sido mejor si me habría quedado en el campus pero aquel chico raro me había arrastrado hasta aquí y ella, una réplica idéntica a mí, estaba a punto de estrangularme.

Sí, señor, la vida era extraña.

¿Qué eres acaso? ¿Mi doppelgänger? —Pronuncié entrecortadamente, mirando para todos lados en busca de alguna salida o alguien que me ayudase contra aquella mujer malvada que tenía la apariencia que yo. Pero ahora que la miraba fijamente, había sólo una forma de diferenciarnos: El cabello. A pesar de que el color real de mi pelo era idéntico al de ella, gracias al cielo lo traía pintado de rubio, de lo contrario, todo parecía aún más terrorífico. — ¡Bájame de una vez! —Grité, pero era como luchar contra la corriente.

Imposible.
avatar
Rhoswen K. Gallagher
Humano Neutro
Humano Neutro

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 13/10/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When the worlds collide #Iris

Mensaje por Iris J. Gallagher el Sáb Oct 15, 2011 6:06 pm

Las cosas que pasaban por mi mente no tenían razón ni orden, intentaba recordar si alguna vez alguien me había dicho algo acerca de una hermana gemela mas nunca nadie lo había hecho, no recordaba alguna vez que mi padre hubiese sido infiel y estaba segura de no haber visto a mi madre embarazada jamás. Si tenia todo eso claro ¿entonces quien era ella? ¿Qué hacia aquí? Y aun mas importante ¿Quién se creía para venir a hablarme de esa manera. Intente concentrarme nuevamente en sus palabras pero no podía, verla era como verme en un espejo solo que rubia, nunca había sido rubia, ni ninguno de mi padres… sacudí la cabeza intentando clamarme así podría entender mejor las cosas.

Toda la sed que había sentido hace unos segundos había desaparecido por completo aquel ardor en mi garganta que persistía por su simple aroma ya no me molestaba en lo mas mínimo necesitaba aclara las cosas cuanto antes, tal vez incluso después de eso, si quedaba lo suficientemente en paz aun podría considerarla como mi cena.

Sonreí de manera burlona en cuanto intento retirar mi mano de la suya, era humana, sabia que no podía estar en la academia, y aunque muy poco sabían el porque exacto se rumoraba que los alumno de esta academia no era del todo normales. Apreté un poco mas la piel de su cuello en cuanto me ordeno, no dejaba que ningún otro iluso de esta academia lo hiciera, no pensaba darle esa oportunidad a una inservible humana

Me acerque más a ella mientras pensaba en que hacer y me di cuenta que ahora que lo notaba bien, simplemente éramos igual físicamente, no podía tener ningún parentesco sanguíneo con ella. Sus movimientos era mucho mas toscos que los míos y cuando se ponía nervioso no tenia ese rasgo tan característico de mi de jugar con sus manos, aunque bueno, no creo que esta seria la mejor posición para hacerlo.

Aunque había creído ya tranquilizarme con cada palabra que pronunciaba me sacaba mas de mis casillas, se creía lo suficientemente valiente como para hacerme caer ante ella y eso me enojaba cada vez mas.

-Te aseguro que si no te callas ya no dudare un segundo en romperte el cuello –la presión de mis manos sobre su piel aumento cada vez mas mientras estampaba mi puño contra la madera al lado de su rostro.

Solté una risa en su rostro cuando la vi patalear, esto era increíble, en serio debía tener muchas agachas como para creer que todo iba a acabar así de fácilmente. La separe de la pared aun tomándola del cuello y la lance contra la pared del otro lado del cuarto ahora acercándome lentamente.

-Mas te vale que respondas si quieres salir de aquí en una pieza –me acomode a su altura ahora mirándola con una sonrisa petulante. Mi actitud había cambiado, ya no me importaba saber quien era, ahora se había convertido en mi juguete y solo por haberme desafiado.
avatar
Iris J. Gallagher
Vampiros Carnivoros
Vampiros Carnivoros

Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 27/09/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When the worlds collide #Iris

Mensaje por Rhoswen K. Gallagher el Sáb Oct 15, 2011 8:49 pm

Ordenes y amenazas.
De eso parecía consistir sus palabras y el interrogante en sus ojos se había esfumado y algo parecido a la diversión había nublado aquel par de luceros idénticos a los míos. Era obvio, aún para un ser como yo, de que aquella mujer empezaba a divertirse conmigo. Posiblemente, le pareciera divertido que le estuviese retando. A ella, quién parecía tener más fuerza que mil hombres junto. Un tanto extraño, pero no imposible. Claro, solamente lo era ahora, cuando era capaz de mirarla fijamente, sabiendo que podría asesinarme al menor movimiento de su mano.

Y sus palabras me lo hicieron saber rápidamente.

Un quejumbroso gemido escapó de mis labios cuando me estrelló contra la pared, haciéndome retorcer sobre mi cuerpo y cubrirme la cabeza al notar algo húmedo que se deslizaba por mi cabello. Con horror, supe que era sangre y me abstuve de traer mi mano al frente para comprobarlo. Desde que era niña, había padecido un terrible temor a aquella sustancia de color rojizo. No podía verla sin caer un estado depresivo y entrar en pánico.

Era patético, lo sabía, pero eso no parecía importarle a mi mente.

Un gruñido salió de lo más profundo de mi garganta al verla acercarse. Solía ser pasiva, pero realmente comenzaba a molestarme aquella mujer con súper fuerza. Aún más, aunque nunca lo demostraría frente a ella, comenzaba a sentirme aterrada de lo que pudiera hacerme. No era una estúpida y sabía a la perfección que ella podría descuartizarme en dos, si se lo proponía. Sólo había que ver el daño que ya había hecho conmigo.

Jodida existencia la mía.

No te responderé por gusto. —Dije con la voz quebrada, intentando que no se trasluciera el miedo que sentía. Funcionó, el tono de mi voz se convirtió en algo áspero, ronco, con una rabia que comenzaba a bullir por todo mi ser ante tal injusticia que ella estaba cometiendo conmigo. Sí, también tenía curiosidad del por qué nos parecíamos, pero no iba atacando a los demás por ahí como lo estaba haciendo esa desconocida. —Soy Rhoswen. Rhoswen Gallagher. —Repetí mi nombre como cientos de veces antes, pronunciado el apellido con todo el orgullo del mundo. No importaba cómo, pero no me quedaría sin pelear. —Y tú, gemela perdida, ¿quién demonios eres? —Atrevida, sí, osada y demasiado peligrosa para mí misma. Eso y muchas cosas más. Verla tan cerca de mí, estando a mi nivel, me dio la fuerza para levantar mi puño y estamparlo contra aquel rostro, mi rostro.

Nadie nunca me dijo que golpear a alguien era tan doloroso. Ni que iba a sentir mis dedos crujir cuando tocaran la cremosa piel que poseía su rostro inmaculado. ¿Quién lo iba a pensar? Parecía tan terso y suave, pero duro como una roca. Maldición. Podría haberme quebrado la mano en cuestión de segundos. Contuve nuevamente otro chillido de rabia y comencé a sacudir mi mano al aire del dolor mientras la miraba fijamente.

¿Qué clase de criatura eres? —Inquirí sin perderla de vista, sintiendo el líquido bajar por mi nuca con una frialdad asombrosa. Mi cuerpo tembló del solo imaginárselo y el miedo hizo que todos los vellos de mis brazos se erizaran. Maldición, buena hora vine a sangrar con aquella extraña intentando mandarme al otro mundo. — ¿O es qué tomas esteroides para esa súper fuerza? —Irónicamente, aquello se me hizo una imagen graciosa de mí, con músculos. Escuálida como siempre había sido, eso era lo suficientemente cómico para sacarme una carcajada en un momento como este. —Tu rostro es más duro que una roca.

Seguro me golpearía después de eso.
Yo iba a estar preparada, aunque me hiciese sangrar nuevamente.

avatar
Rhoswen K. Gallagher
Humano Neutro
Humano Neutro

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 13/10/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When the worlds collide #Iris

Mensaje por Caleb T. Aquil el Sáb Oct 15, 2011 10:54 pm


Recién me había despertado, luego de tener un sueño que no recordaba del todo, solo simples aspectos de él que, sinceramente, había sido relajante aunque algo corto al parecer de mi sentido del tiempo cuando estaba durmiendo.
¿Lo primero que pensé al despertarme?...no estaba seguro si fue en ella, la que no podía despejar de mi mente, aquella fémina castaña de ojos verdes que me tenía loco, o si había sido sobre música, pero no tenía ningún problema en decidirme, no necesitaba comparar mis sentimientos entre aquellos dos grandes amores de mi vida, era obvio que, en estos momentos, dominaba iris...

Me levanté rápidamente, yendo a ducharme, no sin antes dejar el agua hirviendo para beber un café matutino para no desear tomarlo después, porque tenía pensado en ir al teatro a ver si es que tenían algunas guitarras para practicar mi magia, tocando más de una a la vez con diferentes tonalidades, era una gran practica de concentración si se le tomaba enserio.
Salí de la ducha y me sequé rápidamente, dejando mi pelo húmedo, sin importarme mucho aquello, simplemente poniéndome unos jeans oscuros, mis zapatillas negras y una camiseta manga corta, no necesitaba más, quedaría exhausto con la práctica.
Me preparé el café, rápidamente, le coloqué, tal vez, mucha azúcar, pero no me importó, simplemente me lo bebí igual, no importando el quemarme, o que me subiera el azúcar, no era diabético para preocuparme...

Luego de tomarme el café presurosamente, me dirigí tranquilo al teatro, yendo a la planta 3, bajando por las escaleras, escuchando un ruido que me asustó un poco, un gemido de dolor. Era humano, al parecer, y de mujer.
Corrí hacia aquel sonido, descubriendo a...iris...¿enojada?, a la altura de la chica en el piso...y otra chica que se le parecía, por no decir que eran casi iguales, pero en el suelo, se le veía algo nerviosa tal vez...

- lo que esté pasando aquí...a mi parecer, se puede solucionar de una mejor forma que a golpes....¿no lo creen? - les pregunto a las chicas que se veían casi igual como si hubieran, o estarán en una pelea.
Con magia, creé una ventisca suave con olor dulce para des concentrar sus mentes mientras con otra ventisca un poco más fuerte, tal vez demasiado para separar a una vampira, alejé a iris de la chica que estaba en el piso, hasta alejarla unos 5 metros y luego la abrase suavemente...
- tranquila, relájate...no queremos una muerte en el campus - le susurré tratando de tranquilizarla.
- ahora...si pueden, y quieren, puedo actuar como "mediador"...si me explican la causa de la discusión... - comento con un tono tranquilo esperando a que las chicas se explayaran mientras pensaba que la situación de por sí, al verla, era muy extraña como para entenderla.
avatar
Caleb T. Aquil
Hechicero Gris
Hechicero Gris

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 14/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When the worlds collide #Iris

Mensaje por Iris J. Gallagher el Dom Oct 16, 2011 12:02 am

Mi paciencia esta a punto de colapsar y sabia que eso no era nada bueno, si no lograba calmarme terminaría matándola y sin obtener respuesta alguna. Maldije en cuanto el olor de su sangre me invadió y las ganas de lanzarme encima aparecieron. Deje de respirar y agradecí que no fuera algo necesario para mi, mas sin embargo aquel liquido rojo que había manchado la pared no me hacia nada bien. Me voltee unos segundos intentando calmarme y que mi expresión no denotara mi fe, ya tendría bastantes problemas por pelearme con una humana en la academia, serian mas si pasaba algo mas grave.

Sonreía ante cada una de sus reacciones, sus banales intentos por librarse de la situación me hacían bastante gracia y aun más al saber que con solo un golpe mío la chica terminaría muerta antes de pensarlo. Seguí aguantando la respiración escuchándola atentamente pero en el momento en dijo su nombre expulse el aire como si me hubieran dado un puño en el estomago. ¿Gallagher? ¿Cómo era que esa… basura podía tener mi mismo apellido? Me aleje de su cuerpo ahora con repulsión de pensar que en realidad si tenia que ver algo con ella. La volví a escuchar y antes de mandarla a volar una vez mas sentí como su puño se estampaba contra mi cara.

Ni siquiera me moví, su intento por lastimarme no había sido más que un suave roce para mí. La mire con una ceja levantada y una sonrisa petulante. Ahora era mi turno, le devolví el golpe de la misma manera aunque asegurado mi fuerza para que solo sangrara, no podía hacer nada más hasta conseguir lo que quería de aquella chica.

Me tome unos segundos para pensar mientras las veía quejarse, tenia que averiguar como era que compartíamos el mismo apellido sin que ella se enterara de eso. La rabia me invadió una vez mas al recordar su tono atrevido al hablarme y el orgullo con el que pronunciaba su nombre. Una escoria como ella no debería tener orgullo de nada. La mire extrañada en cuanto la escuche reír, ¿Qué era lo que le causaba tanta gracia? Estaba a punto de matarla y ella reía, bueno cada quien tenia su forma de ver la muerte y en tanto yo estuviera satisfecha no me importaba en lo más mínimo eso.

Me pasee por la habitación aun sin respirar, no tenia muy en claro que hacer, solo tenia aquel sentimiento de impotencia que me inundaba cada vez que la veía y me incitaba a lastimarla cada vez mas. Bueno ¿Por qué no? Eso me daría mas tiempo de pensar mientras la escuchaba quejándose, me dirigí una vez mas a su cuerpo pero me detuve a unos metros en cuanto vi a Caleb entrar.

Rodee los ojos en cuanto me hizo retroceder mas no opuse resistencia alguna y en cuanto se acerco a mi lo abrace, lo único que necesitaba en este momento era alguien que me calmase y quien mejor para eso que el. Me escondí en su pecho unos segundos antes de volver a mirarlo. Escuche un quejigo por parte de la humana y las ganas de lastimarla volvieron a aparecer de inmediato.

-Te juro Caleb que si no la sacas de acá no me importara lo que pase… no la quiero ver –dije con bastante frustración ya que estaba segura que el no me permitirá hacerle mas daño. Y aunque me lo negaba yo tampoco quería hacerlo, era cierto que no respetaba la vida de un humano, pero en este momento no me sentía lo suficiente capaz como para matarla y no sentirme mal.
avatar
Iris J. Gallagher
Vampiros Carnivoros
Vampiros Carnivoros

Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 27/09/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When the worlds collide #Iris

Mensaje por Rhoswen K. Gallagher el Dom Oct 16, 2011 12:31 am

Golpe tras golpe. Dolor tras dolor.
Comenzaba a pensar que era lo único que sabía hacer aquella mujer y por más que quisiera hacerme la fuerte, a mí me dolían aún más que ella. Maldita fuere. Mascullé para mis adentros, pasándome la mano por la mejilla magullada y limpiándome el hilillo de sangre que corría por mi labio. No lo miré, simplemente pasé la mano por la parte atrás de mi pantalón e inhalé profundamente, tratando de contener el pánico al sólo pensar en ver sangre. No iba a poder contenerlo por mucho tiempo, el sólo olor me estaba matando y me mareaba una y otra vez, haciendo que mi cabeza diera vuelta.

Después de esto, tendría que ir a la enfermería y no sabía cómo explicarle a la amable mujer que me atendería que me había hecho eso en una riña con una tipa idéntica a mí. Seguro, se reiría. O quizá, una opción probable, se diera cuenta que había estado en el campus Quill ya que conocía a mi gemela súper poderosa. Maldición y más maldición. Definitivamente, debí salir a tiempo antes de que aquella chica loca me encontrara y empezara a golpearme cual saco de boxeo. Y eso comenzaba a lastimarme.

Puedes golpearme hasta matarme. —Sonreí en un gesto de infundirme valor a mí misma. Cosa que funcionó a la perfección. El dolor en mi cuerpo pareció minimizarse y pude echar mis cabellos desordenados —y pegajosos debido a la sangre—, hacia atrás, dejando al descubierto mi frente pálida. Podía retratarme a mí misma sin usar un espejo. Tenía esa misma mirada que la chica frente a mí, desafiante y hastiada, con mis labios fruncidos y a medio lado en una expresión de supremacía que me quedaba chica al no ser rival para la persona frente a mí.

Gracioso porque nunca se me había pasado por la cabeza que podría rendirme frente a ella. Jamás, esa no era una opción y menos para una vil copia como aquella. Me quedé de pie, estática, observándola pasear cuando me percaté que me debía un golpe. Posiblemente, no le hiciese nada como antes, pero no me quedaría con las ganas. Iba a eso, con toda la disponibilidad del mundo para darle otro puñetazo cuando aquel morocho apareció.

¿Qué demonios había hecho?

Puse los ojos como platos, mi boca quedó entreabierta y mi mano empuñada en el aire. Sólo podía ver como él abrazaba a mi copia y la calmaba. Las palabras de ella me llenaron de rabia. Eso debería decir yo. Yo quien había sido la ultrajada. Maldita fuere, haciéndose la víctima. Me crucé de brazos, ignorando las palpitaciones dolorosas de mi cabeza y adopté aquella pose de chica mala que nunca me había salido bien. Exceptuando, claro, por la voz neutra y con aire de suficiencia que siempre me gastaba.

Eso debería decirlo yo. —Murmuré con acritud. —No todos los días suelo encontrarme con una copia mía y debería decir que enorgullece que alguien haya sido capaz de copiarme tan bien. —Añadí en tono mordaz, mi única intención: Lastimarla, pero seguramente, sería en vano. —Sólo quiero respuestas. Nada más. No me iré hasta obtenerlas. —Mi voz sonó hastía. — ¿Por qué te pareces a mí? ¿Quién eres? —Repetí— ¡Respóndanme!

Ese último grito fue dolorosamente lleno de incertidumbre y todas las emociones que bullían dentro de mí. Desde la ira hasta el completo despojo se traspasaron en él.

Me sentía, nuevamente, como una niña perdida.
avatar
Rhoswen K. Gallagher
Humano Neutro
Humano Neutro

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 13/10/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When the worlds collide #Iris

Mensaje por Caleb T. Aquil el Dom Oct 16, 2011 2:31 am


Esto me estaba desconcertando, no entendía el por qué, pero ellas dos se habían peleado, y no solo eso, eran idénticas, simplemente podía reconocer a iris porque era obvio que la verdadera, o la que yo conocía, era la que estaba entre mis brazos, porque si no, la otra ya hubiera venido a sacarme a la que tengo entre mis brazos, simple, pero lógica deducción...ahora lo que no me calzaba, era el quién era la otra, por qué estaban peleando y unas pequeñas dudas más al respecto pero sin tanta importancia, cavilaciones leves como si es que eran familia o cosas parecidas.

Bueno, saliendo de ese tema, no habían explicado para nada la situación, por lo visto, iris estaba muy enojada como para aquello y la otra chica estaba muy...curiosa como para contener preguntas que yo no podía responder, esto era algo confuso, pero trataría de solucionarlo con lo que estuviera a mi alcance, no quería ver un humano morir por aquí, y menos que después alguien que amaba se anduviera arrepintiendo de haber matado a quien, por lo visto, si no es un embrujo o algún clon, sería su familia...
lo primero que hice fue simple, usé mi magia simple para detectar si había otro tipo de magia involucrado en la fisionomía del cuerpo de la extraña que tenía en frente, no a iris, si no que a su, digamos lo así, persona muy parecida, porque por lo visto no era ninguna trampa, se veía como una humana común y corriente.
Luego de aquello, venía lo difícil, cómo hacer que las mujeres no se enfadaran por tratar de conversar algo que no querían.

- Pues, Iris, Ella no se irá hasta que no se solucionen sus preguntas, y tu no te calmarás hasta que ella no se valla, ¿qué te parece si hacemos esto simple y sin dificultad alguna y conversamos tranquilamente esto?... - le comento lo más tranquilizador que puedo, mientras la sigo abrazando, acariciando su cabeza y un poco su espalda para luego mirar a la humana...

- tu, pequeña...humana normal, te pediría que trates de no lastimar, sé que tal vez te sientes...lastimada, pero la violencia no se arregla con más violencia si lo que quieres es solucionar dudas. - le digo tajante mirándola a los ojos con una paz severa, tanto ella como yo sabíamos que si no se calmaba, algo malo ocurriría.

Esperé unos momentos, tratando de que se tranquilizara el ambiente, soltando delicadamente el abrazo a iris.
- bueno, ¿pueden conversar en estos momentos o necesitan otra briza dulce? - les pregunto sonriendo, debían aprovechar que andaba de buen humor, y que fuera iris la que me había topado, si hubiera visto a alguien que no conocía, tal vez sólo hubiera pasado por su lado y hubiera seguido mi camino...

avatar
Caleb T. Aquil
Hechicero Gris
Hechicero Gris

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 14/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When the worlds collide #Iris

Mensaje por Iris J. Gallagher el Dom Oct 16, 2011 8:00 pm

Todas las palabras de la humana como las de Caleb me desesperaban cada vez más, entendía la intención de mi amigo perfectamente, era simple, no seguir haciéndole más daño a esa humana, el único inconveniente es que simplemente mi cuerpo ya no reaccionaba a no hacer otra cosa que golpearla. De las cosas que odiaba de ser vampiro es que todas las emociones eran mucho más fuertes y te consumían más rápido, por ende, cuando me concentraba en una sola emoción ya no podía abandonarla así de fácil, y esta caso no era la excepción. Ya me encontraba dominada por la rabia y con cada palabra que decía aquella chica esta iba en aumento. Me fije en los ojos verdes de mi amigo y por un segundo me relaje, aquella mirada que siempre me había gustado y me había hecho bien ahora solo me pedía que me tranquilizara. Suspire tranquila cerrando los ojos y apoye mi frente en la de Caleb, algo el lo profundo de mí cerebro me decía que si todo esto estuviera sucediendo en otras circunstancias, la cercanía que tenia con él en este momento me traería increíblemente nerviosa, mas lamentablemente yo solo me podía concentrar en un sentimiento ahora.

Deje que Caleb actuara sin saber lo que estaba haciendo en realidad, en este momento necesitaba buscar una salida al problema y necesitaba hallarla cuanto antes. Las voz de la chica volvió a sonar y como si hubieran encendido algo en mi cabeza toda la calma de hace unos segundos había desaparecido.

“Con gusto lo hare” fue lo primero que pensé en cuanto la escuche, la culpa había desaparecido y ya solo me importaba deshacerme de aquella molestia, ya en realidad no me importaba lo que le pasara.

Como habían cosas que detestaba de ser vampiro, había otras que no, aquel ultimo comentario que realizo la humana fue la gota que reboso el vaso. Antes de que Caleb y la misma humana lo notaran me encontraba una vez mas al frente de ella, una sonrisa de satisfacción apareció en mi rostro cuando note sus ojos invadidos de temor. Ya había sido bastante condescendiente, era mi turno de jugar como a mi me gustaba.

Tome su cuello una vez más entre mis manos y sin pensarlo la acerque a mí. La piel que rozo contra mis labios y la sangre que me invadió la garganta era lo que necesitaba justamente para calmarme, ya no me importaba dejarla viva o no. El sabor de su sangre había desaparecido el gran ardor u con cada gota que baja por mi garganta me sentía más fuerte.


off: perdonen lo cortico >.<
avatar
Iris J. Gallagher
Vampiros Carnivoros
Vampiros Carnivoros

Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 27/09/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When the worlds collide #Iris

Mensaje por Rhoswen K. Gallagher el Lun Oct 17, 2011 2:19 pm

Decir que había personas en el mundo que intentaban ser mediadoras, pero lo único que hacían era empeorarlo más, era quedarme corta. Aquel chico pálido y con apariencia de drogadicto metalero no hacía nada más que elevar mi animadversión hacia ellos dos. Especialmente, hacia ella, Iris —como él la había llamado—, y que sólo quisiera poseer un poco de su fuerza para patearla o desquitarme ante lo que me había hecho. Sin embargo, era una fantasía que me encargaría de disfrutar cuando volviera a mi habitación después de que todos mis interrogantes fuesen respondidos. Sólo que parecía una tarea imposible.

Más cuando el chico habló nuevamente.

Le dirigí una mirada desafiante, retándolo a que volviera a decirme “pequeña humana normal”. Aquel simple apodo tan ridículo me había hecho enojar, más de lo que ya estaba, por supuesto. No me parecía justo que ellos, valiéndose de lo que sea que tuviesen —con eso me refería a sus poderes extraordinarios—, intentaran agarrarla contra mí, quien sólo pedía una explicación. Sin embargo, eso no parecía importarle a ninguno de los dos. Aunque ya empezaba a ver el por qué. Él la abrazaba de manera demasiado íntima y no era que los abrazos no fuesen íntimos, es que había un extraño tono en su voz cuando le hablaba a Iris.

Podía ser mi mente nublada, pero juraría que él gustaba de ella. La intuición nunca me fallaba.

No lo sé tú, pero la única que necesita algo para controlarse es ella. —Murmuré con la voz gélida, aquel tono que solía usar cuando alguien no me agradaba en lo más mínimo. Bajé la mirada hacia el piso, mirándome los converses desgastados que siempre solía usar. —Ella fue la que atacó primero sin motivo aparente. —Toda la verdad. Claro, seguramente él le daría el lado a ella y no importaba lo que la patética humana dijera.

Tan mala suerte no podía tener.

Como siempre, me había equivocado al pensarlo. Observé, una especie de película vieja y retardada, la forma en que la mujer idéntica a mí se movía. Estuve segura de que había sido una ilusión, sin embargo, el sentir su fría mano contra mi piel, rodeando mi cuello mientras sus ojos refulgían con algo que no supe descifrar, me aterró por completo. Y después… dolor.

Un grito ahogado salió de mis labios cuando sentí sus colmillos perforar la sensible piel de mi cuello. La sensación que sentí cada vez que ella succionaba mi sangre era indescriptible, dolorosa… pero no era ese tipo de dolor que te hace llorar o gritar, era un dolor agradable. Adormecía cada parte de mi cuerpo y pronto quedé laxa; el brazo que había alzado para detenerla cayó aún lado de mí. Mi cabeza se echó hacia atrás, desparramando el rubio cabello sobre mi espalda.

La única forma de describirlo era… sin vida. Como si me estuviese robando toda la energía vital que poseyese en mi interior y a cambio, aquella sensación dulce y dolorosa al mismo tiempo me invadía, como una especie de calma ante la inminente muerte.

No quería morir. No así.

B-bas-ta. —Tartamudeé con un hilillo de voz, mis ojos fijos en el chico. Traté inútilmente de levantar la mano para arrojarla lejos, pero ella simplemente seguía absorbiendo aquel líquido rojizo como si de agua se tratase. —Deten… —No alcancé a pronunciarlo por completo y me aferré con los dedos caídos a su blusa, tirando tan suavemente que era totalmente en vano. Mis intentos por sacármela de encima era inútiles.

Qué horrible forma de morir.

avatar
Rhoswen K. Gallagher
Humano Neutro
Humano Neutro

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 13/10/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When the worlds collide #Iris

Mensaje por Caleb T. Aquil el Lun Oct 17, 2011 4:44 pm

Por lo visto, iris se estaba calmando un poco entre mis brazos, en cualquier otro momento, este abrazo hubiera sido algo muy especial, algo que, tal vez, hubiera sido conducido por algún momento romántico, un abrazo, tal vez algo más dulce, más...amoroso, de otro punto de vista conduciría a algo que no fuera...violencia, pero, no era así, no me podía a pensar en aquello mientras había una pelea entre dos mujeres, tenía que, tratar de que hubiera la menos violencia posible, o esto podría conllevar a algo muy peligroso.

Pasó algo que, creía que le había dejado claro a la humana, pero por lo visto ella no lo asimiló de buena manera, ella habló...le había dicho que se quedara callada, iris no tenía muy buen carácter como para calmarse fácilmente, y ella pagaría el error que había cometido, siendo que a mi no me importaba quién había empezado, ni quería que esto pasara a mayores.

Vi cómo rápidamente iris se daba vuelta y posaba su mano en el cuello de la chica, notando luego la acción de morderle el cuello y comenzar a succionar la sangre de la humana, era algo...raro verla a ella actuar de esa forma, pues no era la primera vez, en mis tiempos en que jugaba con la magia negra había conocido a vampiros, había observado el cómo mordían, pero tenía una rara sensación al verla a ella haciéndolo.

- Iris...detente...no queremos que un humano muera dentro del instituto...además, no sabemos si existe algún tipo de castigo en dicho caso...y no me gustaría que si es que existe aquel, te separaran de mi... - le hablo seriamente, con voz profunda, tal vez un poco altanera, pero lo debía hacer. mientras, no sabía si debía separarlas o no, era un caso raro, si lo hacía quizás ella perdería e control y me atacaría a mi, pero si no la detenía, la chica podría morir. Mi única esperanza, es que ella me hiciera caso.


avatar
Caleb T. Aquil
Hechicero Gris
Hechicero Gris

Mensajes : 67
Fecha de inscripción : 14/10/2011

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When the worlds collide #Iris

Mensaje por Iris J. Gallagher el Mar Oct 18, 2011 8:47 pm

Sentía como la fuerza de Rhoswen iba desapareciendo bajo mis brazos, como cada musculo de su cuerpo iba perdiendo fuerza y sus intentos por sostenerse a la vida perdían credibilidad; mientras yo me hacia mas fuerte, cada gota de su sangre era como si me dieran pequeñas cargas de energía que me hacían sentir mejor con el transcurrir del reloj. Mis ojos se abrieron en cuanto escuche su voz para mi sorpresa me detuve, mis labios seguían pegados a su cuello mas ahora no podía beber mas sangre. ¿Qué me había sucedido? ¿Por qué dejarla viva? Nunca había dejado a nadie vivo excepto a Matt y contando que ahora él también era vampiro.

Sentí como mis nudillos perdían fuerza y el cuerpo de la chica caía bajo mis pies, su cuerpo casi inerte y más blanco de lo normal había perdido bastante sangre, no sentía culpa, mas tampoco había logrado matarla por completo, algo que no reaccionaba bien en mi cabeza me había impedido seguir y ahora la tenia luchando por su vida bajo mi cuerpo.

Me aleje algo atemorizada y me limpie la comisura de los labios con el dorso de la mano, no había pensado en como actuar en una situación de estas, ya que nunca me había pasado lo de ahora. Mire a Caleb y segundos después le di la espalda, ahora simplemente me sentía culpable con él. Mi naturaleza no era la mas apropiada para mostrar en publico y mucho menos cuando estaba enojada, ahora me sentía mal de que Caleb me hubiera visto de esa manera y temía… perderlo.

Me concentre una vez mas en la humana, su respiración era más pesada y ardua que hace unos segundos. Volví la mirada a mi a amigo y muy a pesar de lo que estaba acostumbrada hacer tome la decisión mas rápido de lo que esperaba.

-Ayúdala… -comente sorprendiéndome de mi propia voz. Hace años que no escuchaba mi voz tan infundida de miedo como lo tenia ahora. Me aparte completamente y me aleje de ella y de Caleb, me resguarde en una esquina del lugar sin ver a nadie intentando descifrar que me estaba sucediendo.
avatar
Iris J. Gallagher
Vampiros Carnivoros
Vampiros Carnivoros

Mensajes : 323
Fecha de inscripción : 27/09/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When the worlds collide #Iris

Mensaje por Rhoswen K. Gallagher el Jue Nov 24, 2011 3:46 pm

La sensación que me embargó, la forma en que oía como succionaba mi sangre y el sólo imaginarme que debía estar regodeándose en su sabor. Todo era obvio. La forma en que sus colmillos se clavaron en la sensible piel de mi cuello, sus ojos rojizos, todo indicaba claramente su naturaleza. Y de alguna forma, muy en el fondo, sabía que siempre había sido así. Ella era idéntica a mí y era un vampiro. Un no-muerto. Aquella idea no hizo mella en mí y simplemente me limité a quedar laxa entre sus brazos, ya no tenía voz suficiente para detenerla. Sólo que ella pareció reaccionar. Fue extraño, se alejó de mí, mi cuerpo cayó lentamente hacia el suelo, débil, mi corazón latía en un ritmo sosegado, tan lento que temía que en algún momento se fuera a detener. ¿Era así cómo ocurriría todo?, me pregunté, tratando de incorporarme, pero los brazos me temblaban incontrolablemente y me hallaba flexible, con la respiración tan débil que creí que también dejaría de respirar.

Escuché cuando le dijo al otro chico que me ayudara, pero pareció un leve susurro, extraño a mis oídos, tan lejano que parecía como si nunca lo hubiese pronunciado. Giré mi rostro hacia ella, mis ojos se encontraron con los suyos. Eramos dos gotas de agua, idénticas, sólo que mi cabello ahora era un tono ámbar, unas dos lavadas más y nadie podría notar la diferencia entre nosotras. ¿Qué eramos? No lo sabía, pero había algo entre las dos que nos obligaba a ser idénticas. Quizá, fuéramos hermanas o tal vez yo era su... ¿hija? ¿prima? ¿tataratataranieta? Qué importaba ahora, lo único que parecía vigente era que ella no me soportaba y yo tampoco. Emití un gemido lastimero cuando intenté incorporarme, pero me hallaba tan débil que me tambaleé hacia adelante y casi perdí el equilibrio. Dejé caer la cabeza, mi cabello formo una cortina que impidió ver mi rostro y sólo fui capaz de maldecir en silencio. Volví a intentarlo y me apoyé en la pared que había.

No hace falta, puedo irme yo sola. —Asombrosamente, mi voz sonó firme, no hueca como había esperado, levanté la cabeza, echando hacia atrás los mechones de cabello que habían caído sobre mi rostro. La miré fijamente, mis ojos recorriéndola por completa. Nunca podría olvidar esto. Me encaminé con paso débil pero decidido por donde había entrado, no los miré a ninguno de los dos y decidí no aceptar la ayuda que podría ofrecer el otro chico. No lo necesitaba, lo único que quería era hallar el refugio... quizá mi cuarto y encerrarme allí durante días y poder olvidar. Al menos, por un tiempo. No volví la vista, pero no pude evitar el tambaleo, ni el estremecimiento que me recorrió de los pies a la cabeza. Ella me había dejado casi seca.
avatar
Rhoswen K. Gallagher
Humano Neutro
Humano Neutro

Mensajes : 49
Fecha de inscripción : 13/10/2011
Edad : 23

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When the worlds collide #Iris

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba


 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.